Cosas que se pueden reciclar y no sabías

¿Tus actos diarios hacen eco?

Párate a pensar cuantas de tus acciones o gestos cotidianos hacen justicia a nuestro planeta.

No se trata de radicalizarse, se trata de tomar consciencia y actuar en consecuencia con pequeños hábitos que marcan la diferencia y el cambio.

Para entrar en materia…

Según la Comisión Europea, más del 80% de la basura que hay en nuestros mares es plástico.

Si esto no ha sacudido nada dentro de ti… también te diremos que según datos actuales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), nueve de cada diez personas respiran aire altamente contaminado, algo alarmante, no crees?

¿Y qué puedes hacer para reducir este disparate?

Te damos algunas ideas 😉

Ideas para cuidar el medioambiente:

 

-A la compra lleva tu propia bolsa, de tela, rafia o lo que prefieras, pero por favor, evita el plástico.

-Recicla en casa, aunque sea lo mínimo, pero recicla.

-Usa productos que puedan reutilizarse o reciclarse.

-Consume prioritariamente fruta y verdura ecológica.

-Las luces de tu casa…apágalas cuando no sean necesarias.

-Intenta no derrochar el agua, cierra el grifo, cada gota cuenta.

-Muévete en bici, caminando o transporte público siempre que puedas.

-Cambia las bombillas por unas de bajo consumo.

-Recicla y administra el papel tanto en casa como en el trabajo.

-Desconecta los aparatos directamente del enchufe o regleta cuando dejes de usarlos.

-Proponte el turismo sostenible.

-Haz uso de tu lavadora a plena capacidad.

-Riega tus plantas de noche para aprovechar toda el agua y que no se evapore rápidamente con el calor.

-Tu inodoro no es una papelera, no tires cualquier cosa.

-Seca la ropa al sol

Estas son solo algunas ideas, pero lo cierto es que son miles los gestos que pueden cambiar el planeta.

Y si no lo ves claro, te explicamos con otros ejemplos.

La importancia de un buen reciclado

 

 

-Fabricar papel reciclado consume un 62% menos de energía y un 86% menos de agua que el papel nuevo.

-Se pueden fabricar otros productos de bastante utilidad, por ejemplo, bolardos y separadores de carril bici y carreteras con materiales 100% reciclados.

-Disminuimos el daño a los ecosistemas y la contaminación.

-Preservamos nuestros recursos naturales.

-Generamos más puestos de trabajo 😉

-Se ahorra tiempo y dinero en la elaboración de nuevos productos.

-Si recuperamos dos toneladas de plástico, ahorramos una tonelada de petróleo.

Reducimos los residuos, las basuras y los estercoleros.

-Evitamos la tala de millones de árboles.

-Disminuimos la huella de carbono.

La lista puede de beneficios puede triplicarse, pero con esto tenemos una idea global, ¿verdad? Ahora vamos al asunto del artículo:

Seguro que hay cosas a tu alrededor que no tenías ni idea de que podían reciclarse, como por ejemplo…

Cosas que pueden reciclarse y tu desconocías

 

 

Las cajas de pizza (aunque tengan un poquito de grasa pueden reciclarse con el cartón)

Cápsulas de café:

Lo ideal es tirarlas al contenedor gris o bien guardarlas y depositarlas en puntos limpios.

Bombillas:

Hay puntos de recogida en los que Ambilamp se encarga de dar el tratamiento adecuado a todo tipo de bombillas.

Pilas y baterías:

Estos depósitos o contenedores están ubicados en establecimientos especializados (por ejemplo, en ferreterías o tiendas de electrodomésticos), también los encontramos en algunos supermercados. Igualmente pueden depositarse en los “puntos limpios” de los ayuntamientos.

El aceite: Hay Empresas como Ekogras o Reseave que recogen aceite usado para convertirlo en glicerina o biodiésel. No perdamos de ojo tampoco, los contenedores de recogida de aceite de las ciudades.

Gafas:

Algunas ONG recogen gafas viejas para enviarlas al Tercer Mundo. Aunque también puedes llevarlas a una óptica, donde también sabrán darle un buen uso.

Medicinas:

Si te han caducado o no las utilizas, llévalas siempre al punto SIGRE de tu farmacia más cercana.

Discos en CD o Vinilos:

No los recogen en el punto limpio, así que o se tiran a restos (el contenedor verde o al destinado a tal efecto en otras, donde tienen un contenedor específico para restos orgánicos).

Tuercas y tornillos:

O se llevan al punto limpio o las tiramos al contenedor de ‘resto’.

Cuando la basura general llega a las plantas de procesado, pasan por unos trómeles que se encargan de abrir las bolsas y separar residuos

Aerosoles o productos peligrosos:

Todas las ciudades cuentan con un servicio de recogida de este tipo de productos, lama al teléfono de atención al ciudadano y que te informen del horario de recolección

Metales:

Si tienes mucha “chatarra” puedes venderla, hay personas que compran metales y chatarra doméstica, incluso a domicilio.

Juguetes:

Lo mejor es donarlos a centros de caridad u ong´s.

¿Y qué pasa con los plásticos de invernadero? Empresas como Relevo reciclan más de 1 millón de Kgs de plástico de invernadero.

Como ves, queda mucho por hacer, mucho por cambiar…

Es nuestra responsabilidad, como seres humanos y productores principales de todos estos desechos y agentes contaminantes, asumirlos y actuar con cabeza.

Ya no se trata de qué futuro quieres dejarles a tus hijos, el medioambiente no puede esperar: se trata de qué valor tiene para ti tu entorno, tu salud, los recursos naturales y cada alimento que llega a tu mesa.

¿Actuamos?

Nosotros decimos, si.

Siempre eco

 

2021-05-24T10:57:02+02:00